Abr 19
librerasresoplantes:

-Soy doctor y le digo que es gastroenteritis.

-Y yo soy librera y le digo que es sobredosis de comentarios sobre García Márquez.

librerasresoplantes:

-Soy doctor y le digo que es gastroenteritis.

-Y yo soy librera y le digo que es sobredosis de comentarios sobre García Márquez.

Abr 15
LINK: Pulsa sobre el titular para acceder al contenido:

"¿Es posible "desaparecer" de Internet?"

Las novelas de William Gibson, películas como Matrix, o Mangas como Ghost in The Shell nos muestran una distopía donde nuestro mundo real se fusiona con el mundo virtual.

Todo parece ciencia ficción, pero cuando ves que universidades como Berkeley, el MIT o la de Tokio están experimentando con sistemas que pueden leer la información almacenada en un cerebro y transferirla a otro de forma remota y voluntaria, te das cuenta que películas como Johnny Mnemonic pueden cumplirse dentro de muy poco.

Nosotros de forma voluntaria o no, estamos construyendo nuestro reflejo digital en el ciberespacio; los que somos muy activos en las redes sociales indicamos cuándo nos levantamos, qué sitio estamos visitando, qué estamos viendo en la televisión, qué música estamos escuchando, a dónde viajamos, hasta sacamos fotografías de la comida que nos vamos a comer.

Imagínese que usted quiere vivir en una cueva y desconectarse de Internet. Sus datos personales seguirán circulando de por vida.

En el momento que haga cualquier transacción con el mundo real, si no es usted, el repartidor de pizzas, la dependienta del supermercado, el banquero, el operador de su compañía telefónica se encargará de poner sus datos a circular en el mundo virtual del que intenta escapar.

Entre en la Wikipedia y apréndase esta definición: “Big Data”, significa que el más mínimo aspecto de su vida está siendo utilizado, ni en la peor de las pesadillas que pudiera sufrir George Orwell se podría imaginar el nivel de control que se ejerce sobre nosotros.

Conozco personas que jamás se han conectado a Internet, pero gracias a Google puedo ver dónde trabajan, ver qué oposiciones han hecho, qué multas han recibido, incluso si han ido a juicio o han sido embargados.

Da miedo entrar en una web y que la publicidad que aparezca sea exactamente de productos que estamos necesitando. Es impresionante entrar en Amazon y que todos los productos que nos ofrecen estén relacionados con lo que estábamos buscando en otros sitios.

Tenga en cuenta que la próxima vez que quiera contratar un seguro, pedir un crédito o solicitar un empleo, en vez de entrevistarle a usted, bastará con consultar a su yo digital.

Este flujo de datos del mundo real al virtual, está creando un reflejo de nosotros mismos, ¿podemos controlar esta información? ¿podemos borrar este reflejo?. Lo siento mucho, pero la respuesta es NO. ¿Qué pasaría si toda esta información se recopilara en una única fuente y acabara en manos de alguien sin escrúpulos o se hiciera pública?.

Publicado en TheObjective el 15/04/2014.

Abr 13

Esto es lo que no te cuentan sobre lo que está pasando en Venezuela. Míralo y compártelo. #SOSVenezuela

Con ustedes, la mascota de Montoro (el malo): 

Fuente: vine.co

Abr 08
LINK: Pulsa sobre el titular para acceder al contenido:

Si no quieres que se sepa, no uses Whatsapp

Me he permitido el lujo de apropiarme de un viejo proverbio Chino, para titular mi columna de hoy, y es que si no quieres que se sepa, ni se te ocurra comunicarlo por Whatsapp.

Internet y los dispositivos móviles nos han facilitado muchísimo la forma en la que nos comunicamos, tanto es así que hasta una simple llamada de teléfono nos parece algo intrusivo y de mal gusto.

¿Quién no ha enviado un Whatsapp avisando de que has llegado en vez de usar el telefonillo de la puerta o tocar el claxon sin salir del coche?

Los casos de Wikileaks y Snowden nos han demostrado cómo ninguno de nuestros gobiernos respeta nuestro derecho a la privacidad con la excusa del terrorismo, lo mismo pasa en España con el olvidado Sitel que estrenó ZP y bien que lo disfruta Rajoy.

¿Para qué usas Whatsapp?, lo dedicas para decir a tu madre que has llegado bien y decirle a tu novia lo mucho que la quieres. Porque si lo usas para enviar información confidencial de tu negocio, tus tarjetas de crédito, o alguna foto subida de tono para tu chica, que sepas, que de inmediato puede acabar en manos menos apropiadas que las de tus seres queridos.

Los Gobiernos tienen acceso a toda comunicación, aunque los proveedores están cifrando las comunicaciones entre sus servidores, a un espía le bastaría con infectarte tu ordenador con un troyano o usar una de las puertas traseras que los fabricantes de sistemas operativos les ceden para acceder a dicha información.

¿Pero te gustaría que un familiar tuyo, tu jefe o alguien de tu competencia tuviera acceso a esos datos?, programas como Whatsapp no utilizan ninguna clase de cifrado, así que bastaría con interceptar el tráfico de tu red para poderlos leer tranquilamente; yo puedo poner una caja entre el router de tu empresa y la salida de Internet e interceptar todas las comunicaciones sin que te des cuenta, y no te extrañe que tu jefe lo haga para evitar fugas de información.

Si cifras los datos o usas un servicio seguro, me basta con pinchar una pequeña memoria USB en el puerto de tu ordenador y tus datos son míos.

Los chinos son muy sabios, hace 1000 años alguien escribió: “Si no quieres que se sepa, no lo hagas”, dicho proverbio sigue vigente hoy en día; tenlo presente cada vez que envíes un mensaje.

Publicado el 08/04/2014 en The Objective.

Otros Tumblr que me gustan

Mis últimos tuits

cargando...

Pregúntame lo que quieras